Actividad física y ejercicio para personas con Esclerosis Múltiple

Hasta hace cinco o seis años no existía ningún tipo de información sobre actividad física y Esclerosis Múltiple, de hecho, los neurólogos recomendaban evitar cualquier tipo de ejercicio.

Es necesario introducir el ejercicio físico como parte del tratamiento, ya que supone un beneficio que va mucho más allá del beneficio físico. Es muy importante introducir a los profesionales de la actividad física y del deporte dentro de este proceso. Es esencial que el afectado contacte con el neurólogo con anterioridad a comenzar a realizar actividad física. El ejercicio físico debe ser complementario a la rehabilitación y al tratamiento médico.

La práctica de cualquier actividad física es notablemente satisfactoria y recomendable:

1. Para la recuperación de deficiencias motoras. El músculo tiene memoria, y se puede reeducar para que vuelva a trabajar y recuperarse. A través de la actividad física aprendes a conocer tu cuerpo y las señales que te muestran dónde está el límite que no debes rebasar.

2. Nos sirve de preparación ante un posible brote. El ejercicio físico permite que aumente tu capacidad física, lo cual permite que haya un mayor aguante de la fatiga, y, por consiguiente, que la persona pueda hacer una vida diaria más normalizada. Los programas de Entrenamientos de fuerza, de resistencia, equilibrio y flexibilidad permiten retrasar la sensación de fatiga que se da en la EM. La activación es el mejor tratamiento contra este síntoma, se puede retrasar con el entrenamiento. No existe una fórmula única para entrenar, sino una fórmula para cada persona con EM.

La importancia de la individualización y personalización en la práctica de actividad física en personas con EM:  

Es preciso que el profesional de la actividad física y del deporte trabaje de forma absolutamente personalizada, realizando un programa adaptado y susceptible de variar para adaptarse a cada situación con las necesidades del momento. Una vez que se ha comenzado a realizar un programa de ejercicio adecuado, se van viendo los resultados, la gratificación, en el sentimiento de bienestar al sentir que eres capaz y que vas superando las pequeñas metas que te planteas conseguir.

Beneficios que aporta la actividad física en personas con EM:

Los beneficios de la actividad física a nivel fisiológico son los mismos beneficios que en una persona que no tenga EM, mejorando entre otros aspectos su capacidad aeróbica y aumentando su capacidad de producción de fuerza que le va a permitir volver a realizar su trabajo, o que una madre pueda coger a su hijo en brazos. La motivación es un factor esencial: cuanto más ejercicio haces mejor te sientes, tienes mejor humor y aumenta la autoestima y la capacidad de creer que puedes hacer otras cosas, e ir más allá.

Ventajas que pueden beneficiar concretamente a las personas afectadas:

  • Es vital que traten de mantener un buen estado físico en todo momento mejorando las funciones deterioradas. Además, realizar ejercicio sirve también para liberar tensiones y estrés, además de sentirnos mejor de ánimo.
  • De cara a la rehabilitación, una persona haya realizado ejercicio de forma regular y tenga una buena forma física, cuando se produzca un brote o empeoramiento, la afectación tendrá menor impacto y responderán mejor al tratamiento de rehabilitación.
  • Ayuda a manejar las funcionales que afecten positivamente a su vida diaria.
  • Facilita la integración y normalización de la EM. A nivel psicológico es muy importante, te ayuda a intentar hacer un poco más, a superar tus limitaciones, a verte capaz y a tener una mejor calidad de vida.

La importancia de las Familias:

Para realizar ejercicio físico y alcanzar las metas propuestas, es imprescindible querer y creer en la capacidad de realizarlo. De ahí la importancia que tienen las familias para apoyar y no tener una sobreprotección que dificulte el que puedan desarrollar una mayor autonomía personal.

El ejercicio y el deporte ayudan mucho a nivel psicológico, te ayudan a sentirte capaz de hacer cosas. Cuando te diagnostican de Esclerosis Múltiple, tienes miedo a sentirte inválido, y el ejercicio desde el primer momento te ayuda a reafirmarte en que sí puedes. Además, te ayuda a sentirte bien, a conciliar con tu cuerpo, a quererte, a hacerte responsable de su cuidado. El deporte te ayuda a vivir en positivo, te ofrece un tiempo de reencuentro contigo mismo en que puedes liberar la mente, y eso puede ayudarte a llevar mejor otros problemas.

Numerosos estudios, evidencian de forma clara y consistente que “Resulta seguro y beneficioso realizar actividad física (adaptada a la realidad de cada persona), y debe formar parte de los hábitos saludables de las personas con Esclerosis Múltiple” del mismo modo que en personas que no están afectadas por la enfermedad.

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, dice que “La actividad física es esencial para el mantenimiento y mejora de la salud y la prevención de las enfermedades, para todas las personas y a cualquier edad. La actividad física contribuye a la prolongación de la vida y a mejorar su calidad, a través de beneficios fisiológicos, psicológicos y sociales, que han sido avalados por investigaciones científicas.”

Realizar una actividad física adecuada y personalizada es muy beneficioso, facilitando la integración y normalización de la Esclerosis Múltiple.

——————————————————————————————————————-

Te invitamos a que conozcas nuestros Programas de Actividad Física Adaptada y Personalizada, para más información puedes consultar nuestra plataforma Mayores en Forma OK, profesionales de Actividad Física a Domicilio, www.mayoresenformaok.es.

Y si quieres, te ayudamos y asesoramos de manera personalizada.

Llámanos al 910 572 274 /650 868 432, estaremos encantados de conocer tu situación y plantearte cómo puedes mejorar.

¡Saludos cordiales y Felices Vacaciones!

Cristina Lafuente