Alzheimer y actividad física

 

“Cuando recordar no pueda, ¿dónde mi recuerdo irá? Una cosa es el recuerdo y otra cosa recordar.” Antonio Machado #DíaMundialdelAlzheimer https://mayoresenformaok.es/

Hay personas que están todos los días haciendo que, aunque no tengan memoria su día a día sea feliz lleno de atenciones.

 

Es bien sabido que la actividad física mejora la salud de las personas y que además puede ayudar a la mejora cognitiva y al funcionamiento general del cerebro; pero… ¿Cómo estas ventajas se asocian a la prevención y tratamiento de las personas con la enfermedad de Alzheimer (AD)? Muchos son los estudios que indican que la realización de actividad física por pacientes con Alzheimer mejora sus capacidades cognitivas y el rendimiento en sus actividades motrices diarias.

El ejercicio de manera voluntaria y de forma continuada produce un efecto protector y terapéutico contra el Alzheimer, en concreto, en varias investigaciones se ha comprobado que mejora las funciones sinápticas neuronales, el aprendizaje, la memoria, la función sensoriomotora y la ansiedad.

Es recomendable la realización de ejercicio regular en las fases precoces del deterioro cognitivo, ya que es mucho más efectivo en esta fase que en la moderada.

Conclusiones sobre Alzheimer y ejercicio

  • La actividad física en general tiene un papel antioxidante dado que disminuye los niveles de LPO (moléculas de ácidos grasos) y regula el metabolismo de glutación y enzimas antioxidantes.
  • El ejercicio físico produce cambios en patrones relacionados con el estrés oxidativo cerebral, que se traducen no solo en mejoras a nivel cognitivo sino también en patrones conductuales como la ansiedad o la exploración.
  • Se confirma que la actividad física voluntaria puede ser una terapia adecuada aplicada en diferentes etapas de la enfermedad, aunque parece evidente que un tratamiento preventivo será más adecuado para obtener los mejores resultados.

Varias Investigaciones han evidenciado resultados significativos en cuanto a la demencia de Alzheimer (DA) en donde indicaron que un programa de actividad física sistematizado y personalizado contribuye al mantenimiento de la capacidad funcional (flexibilidad, coordinación, agilidad, equilibrio, resistencia de fuerza y resistencia aeróbica general) así como a la estimulación de las funciones cognitivas en personas con DA, principalmente con relación a la atención, concentración y memoria reciente,  http://www.elsevier.es/es-revista-revista-iberoamericana-fisioterapia-kinesiologia-176-articulo-influencia-actividad-fisica-enfermedad-alzheimer-S1138604509000252

 

¿Qué te ha parecido el artículo? Me encantaría saber tu opinión y que me dejaras un comentario en el blog.

Llámanos al 910 572 274 / 650 868 432 y pídenos información