Los Mayores y su actitud ante la práctica de la actividad física

By 9 abril, 2018Sin categoría
ayudar a nuestros mayores con actividad fisica y su bienestar

«Nuestros padres y abuelos». ¿Qué hacemos? ¿Cómo nos organizamos? ¿Cómo podemos ayudar?

España está a la cabeza de Europa en sedentarismo. El sedentarismo o inactividad física se puede definir como un nivel de actividad menor que el necesario para mantener un buen estado de salud. Una vida sedentaria puede tener como consecuencia la aparición de enfermedades e incluso la muerte prematura. Se calcula que más del 60 por ciento de la población mundial no es lo suficientemente activa como para recoger beneficios de salud. Estas tasas son más altas entre las mujeres jóvenes y las personas mayores. La tendencia global a la inactividad es mayor en las áreas urbanas.

Para pasar de sedentario a mayor activo no es necesario “dejarse la piel” cada día en un gimnasio, sino que bastaría con realizar actividades físicas moderadas adaptadas a las necesidades primordiales, trabajando la resistencia, la fuerza, el equilibrio y la flexibilidad, ingredientes que están en cada uno de los Programas de Mayores en Forma OK.

Muchas personas mayores se resisten a hacer ejercicio físico porque temen que les haga daño, creen que es obligado realizarlo en lugares específicos, les preocupa su costo o les da vergüenza. Sin embargo, con los programas de actividad física de Mayores en forma OK, se darán cuenta de que hay muchas variedades de ejercicio adaptados a sus necesidades que les ayudarán a recuperarse, a prevenir y a mantener así un buen estado físico y mental.

No existen contraindicaciones para iniciarse en un modo de vida activo siempre y cuando tu médico te prescriba realizar actividad física. En la mayoría de los casos, tu médico te recomienda realizar actividad física con ejercicio diario como fármaco fundamental para mantener un mejor estado de salud y poder conservar así tu autonomía el mayor tiempo posible, evitando de ese modo caer en la Dependencia.

Por consiguiente, hay que tener en cuenta:

  • Que cada una de las partes de nuestro cuerpo necesita movimiento.
  • El movimiento limitado solo a las actividades más básicas como comer, vestirse y asearse, produce una progresiva atrofia de nuestros músculos.
  • Las recomendaciones en adultos y mayores aconsejan la actividad física como medio para mejorar el estado físico y mental.
  • El ejercicio físico es una actividad preventiva e incluso terapéutica.

Cuando una persona mayor se apunta a un programa o a un grupo de actividad para realizar ejercicio físico, se va dando cuenta de la transformación de su cuerpo y su mente, está más ágil y menos solo.

Si bien muchas familias se adaptan sin grandes sobresaltos a esta transición biográfica, otras se enfrentan a auténticas crisis. Distinguirlas puede ayudar a las familias y a los profesionales a manejar de mejor modo la situación de sus mayores. Si se crea una buena organización y toda la familia participa y colabora, os aseguro que, viviendo la misma situación, todo será menos agobiante y se creará un clima de cariño y comprensión que superará con creces el esfuerzo físico y mental que esto supone.

¡¡Con las decisiones acertadas y las herramientas adecuadas podemos ayudar a las personas mayores a enfrentarse mejor a la nueva y última etapa de su vida, añadiendo vida a sus años!!

Espero les haya servido este artículo, para conocer un poco más sobre las ventajas que tiene para las personas mayores, “Poder practicar actividad física adaptada a sus necesidades y contar con profesionales que les cuiden y orienten con rutinas en su día a día”.

¡Saludos cordiales!

¿Necesitas ejercicio físico? Seguro que sí.

Llámanos al 910 572 274 650868 432 o pídenos información.

Te llamamos sin compromiso

He leído y acepto la política de privacidad