SE PUEDE PONER SOLUCIÓN A LA FRAGILIDAD DEL MAYOR

Ser mayor no es ni positivo, ni negativo. Es lo nosotros queramos que sea”

Los mitos…, existe una falsa creencia de la que resulta imposible escapar: cumplir años nos convierte inmediatamente en gente débil y enfermiza. Es decir, que envejecer significa fragilidad. Pero este falso mito no es para nada cierto, ¡Cumplir años no implica fragilidad!

Recientes estudios defienden el hecho de que muchos de los aspectos negativos de cumplir años se deben a falta de actividad física, la mayoría de las enfermedades se producen por sedentarismo e inactividad. Los adultos mayores más activos que se encuentran en su 7ª década se hallan tan en forma como aquellos que se encuentran en sus 50 años. 

De esto deducimos que apenas existe diferencia física entre gente de edades muy dispares siempre que mantengan un nivel similar de ejercicio. 

La fragilidad surge como un estado progresivo de vulnerabilidad fruto del deterioro de múltiples sistemas que expone al adulto mayor a un mayor riesgo de sufrir eventos adversos como (discapacidad, caídas, hospitalización e institucionalización).

Concretamente, se ha demostrado que los programas de ejercicio que han mostrado mayor efectividad en el aumento de la función física de mayores frágiles son aquellos que integran el entrenamiento de distintos componentes de la condición física, es decir, programas de ejercicio multicomponente. Este tipo de programas combina entrenamiento de fuerza, resistencia, equilibrio y flexibilidad.

Sin embargo, pese a que el ejercicio físico ha mostrado ser efectivo en la mejora de distintos parámetros de salud de mayores frágiles (dominio físico, cognitivo, funcional y psicosocial) todavía existe una falta de conocimiento y actuación por parte de los mayores y familiares al respecto, poco a poco en las familias se están dando cuenta de las necesidades y carencias que tienen sus Mayores, así como de la importancia de que éstos realicen el ejercicio adecuado a sus necesidades para prevenir, mantener y recuperar su salud y calidad de vida.

La recuperación en las personas mayores es reversible y se puede conseguir, lo avalan estudios y programas realizados. por los mejores geriátricos de Europa. La etapa de la prefragilidad y la fragilidad se puede prevenir con actividad física.

Los beneficios de practicar actividad física adaptada son muy gratificantes y sus resultados se empiezan a notar en tan solo unas semanas. La práctica de ejercicio en personas mayores debe ser pautada, supervisada y siempre realizada con seguridad y bajo unas condiciones de personalización que ayuden a mejorar la salud de quienes la realizan y no produzcan lesiones o el agravamiento de patologías articulares o musculares ya presentes.

Está comprobado científicamente que en la etapa de la fragilidad se puede mejorar y tratar de atenuar el envejecimiento, el malestar, las depresiones y las ansiedades que tanto acompañan a las incapacidades de la mayoría de las personas mayores.

Actividad física: un hábito para sentirse bien durante todo el año

Si quieres empezar a prevenir, recuperar y mejorar la salud, te ayudamos, es el mejor momento y lo hacemos contigo en tu domicilio. Mayores en Forma OK, expertos en Actividad Física adaptada para el Adulto Mayor a domicilio. (www.mayoresenformaok.es).

Te informamos y asesoramos de manera personalizada. Llámanos al 910 572 274 /650 868 432

¡Saludos cordiales!